Me encanta que los planes de ‘Comunicación’ salgan bien

Cada vez que escucho la palabra plan, se me viene a la cabeza la imagen de Hannibal del Equipo A. Si sabes de lo que te estoy hablando, entonces la edad nos delata.

¿Te acuerdas cuando entre todos trazaban el plan para conseguir su objetivo?

Al final, Hannibal se encendía su famoso puro y soltaba su tan sonada frase: “me encantan que los planes salgan bien”

Pues, al igual que este personaje de ficción, a mí también me encantan que los planes, pero los de comunicación salgan no solo bien, sino que triunfen.

Coge lápiz y papel que vamos a trazar las líneas para que tu plan de comunicación sea perfecto.

Lo primero que debes de saber que un plan de comunicación es un documento donde se recoge las estrategias, los objetivos, los recursos, las acciones de comunicación interna y externa, entre otros puntos. Se puede decir que es la hoja de ruta que debes de seguir para conseguir el objetivo marcado.

Un detalle a tener en cuenta es que debes de consultarlo como si fuera la Biblia, pero a diferencia de ella, el plan de comunicación se puede modificar a lo largo del plazo que hayas marcado.

Ponte en situación y lo vas a captar a la primera. En enero de 2020 ¿tú podías prever lo que se nos venía encima con el coronavirus? ¿Se te paso por la cabeza el confinamiento y las restricciones que hemos estado soportando? A que no. En circunstancias que son imposibles de adivinar, es donde se producen las modificaciones para adaptarlo lo más posible al momento real.

Teniendo esto claro, empiezo a detallar los apartados que debe de tener tu plan de comunicación perfecto

  1. Análisis Interno

¿Dónde estás ahora? Para ello debes de hacer un recorrido por tu negocio.

  • ¿Cuál es la imagen de tu marca? Identidad corporativa, estilo, tipografía, colores, logotipo…
  • Misión, filosofía y valores añadidos de tu empresa
  • ¿Con qué recursos materiales y humanos cuentas para llevar a cabo la comunicación de tu empresa? ¿Cuál es el perfil y qué conocimientos manejan las personas que llevan la comunicación?
  • ¿Has usado o estás usando alguna herramienta de comunicación? Apariciones en medios de comunicación, notas de prensa, blogs, redes sociales, página web….Haz una recopilación
  • En cuanto a redes sociales ¿en cuáles tienes presencia? Añade el número de seguidores
  • ¿Tienes algún proyecto en marcha?
  • ¿Qué es lo que te está funcionando y lo que no hasta estos momentos en la comunicación? ¿Cuáles son las principales dificultades con las que te enfrentas? Falta de tiempo, falta de conocimientos, recursos humanos, materiales….
  • ¿Quién o quiénes son tu competencia y tus valores diferenciales?

2. Objetivos

Tienes que tener muy claro lo que quieres conseguir. Tienen que ser objetivos reales, asequibles a tus posibilidades y que se puedan conseguir, porque si no te vas a frustrar y darás de lado al plan.

Puedes ponerte todos los objetivos que desees alcanzar. Ten en cuenta que debes de adaptar los objetivos según las herramientas comunicativas que vas a usar. Por ejemplo. Si quiero tener más autoridad, visibilidad y convertirme en referente de mi sector, puedo escoger como herramienta “apariciones en medios de comunicación, pero no como publicidad, sino como noticia o parte de ella”.

Si ese es uno de tus objetivos, entonces la herramienta adecuada es la ideal para ello. Pero si es aumentar tu facturación un 10%, probablemente tengas que buscar otra herramienta comunicativa.

No te olvides de especificar en cada objetivo: la imagen de marca que quieres dar, los elementos que quieres destacar sobre tu marca, difusión que quieres alcanzar.

Ponte datos cuantificables para luego medirlo y saber si lo estás alcanzando.

3. Tu público

Ya tienes los objetivos marcados, ahora toca el turno de saber a qué público te vas a dirigir. Lo que conocemos como público objetivo.

Tienes que conocer de tu público objetivo, como se suele decir, exagerando un poco, hasta el número de pie que calza.

  • Rango de edad
  • Situación geográfica
  • Nivel socio-cultural
  • Gustos y aficiones
  • A qué sector se dedican
  • Qué problema presenta y cómo puedes tú ayudarle. Esto se conoce como punto de dolor.
  • Qué medios de comunicación consumen
  • En qué redes sociales se mueven
  • Etc.

Es importante añadir si en la actualidad tienes prescriptores, es decir, quién o quiénes recomiendan a tu empresa. También es bueno señalar quién sería tu prescriptor ideal o grupo que tú deseas.

4. El mensaje

Cuando llegas a este punto, toca tener claro la idea o las ideas que quieres transmitir, así como los canales de comunicación. Adapta el mensaje según al público al que te dirijas y el canal comunicativo por el que le haces llegar dicho mensaje.

Es momento de tener presente el punto de dolor de tu público. Ponte en su piel, empatiza. Te será más fácil conectar con esas personas.

5. Presupuesto

Para llevar a cabo, todas las acciones debes de contar con un presupuesto para cada acción, recursos materiales y humanos. Así que, ten en presente con qué financiación cuentas y cuánto le puedes dedicar a cada una. No hace falta tener un gran presupuesto para llevar a cabo un plan de comunicación perfecto.

6. Herramientas comunicativas

Como un buen asesor financiero te diría: “no pongas todos los huevos en una misma cesta, porque si se te cae, se rompen y te quedas sin nada”.

Aplica esto mismo a la comunicación. No apuestes todo a una misma herramienta comunicativa. La clave del éxito radica en saber diversificar.

¿Qué se entienden como herramientas comunicativas?

  • Medios de comunicación: a través de propuestas de contenido, notas de prensa, convocatorias…
  • Publicidad pagada: banners, anuncio en prensa, tv, radio, monoposter, redes sociales, anuncios de google etc.
  • Redes sociales: tener perfiles en diferentes redes
  • Blog
  • Web corporativa o e-commerce
  • E-mail marketing
  • Webinars
  • Infoproductos
  • Etc.

7. Análisis de resultados

Todo plan tiene que tener su análisis de resultados. Es más, cada campaña que pongas en marcha tienes que analizar sus resultados.

Deberás de usar las herramientas adecuada para cada canal de comunicación y las métricas oportunas.

Por ejemplo, si trabajas apariciones en prensa, lo lógico que hagas es un clipping, es decir, un resumen de prensa. Recopilar en los medios que has aparecido, el tono que se ha empleado, cómo has aparecido, sección, etc.

Otro ejemplo es en tu web. Puedes a través de herramientas de análisis, el número de personas que acceden a tu web, cómo interactúan dentro de ella, si vendes algo, cuántos finalizan la compra, cuántos dejan el carrito lleno sin cerrar la venta, etc.

Este paso final es lo que te ayudará para saber si tu plan de comunicación está saliendo bien y si no, estás a tiempo de modificar aquello que creas conveniente para lograr el objetivo marcado.

P.D. ¿Quieres pertenecer a la Comunidad de Rocío? Recibirás, mis artículos del blog, aprenderás los trucos de la comunicación y herramientas comunicativas, como por ejemplo conseguir tu aparición en presa, formación y casos prácticos y TODO GRATIS.

Pincha aquí—-> QUIERO PERTENECER A LA COMUNIDAD DE ROCÍO

Autora: Rocío Espinosa

e-mail: rocioespinosa@pymescomunicacion.es

Sígueme en LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.